MALTRATO ANIMAL: foie gras

¿Qué es el foie gras?

El término foie gras, llamado a menudo «foie» en España, proviene directamente del francés y se traduce, literalmente, como «hígado graso». El foie gras se produce mediante la alimentación forzada de patos, y en una menor medida de gansos, a los que se les causa una enfermedad llamada hipertrofia del hígado. Este hígado hipertrofiado, resultado del maltrato animal, es el foie gras.

Fueron los egipcios en el siglo XXV a.C. quienes observaron que los gansos que descansaban a orillas del río Nilo durante el invierno, provenientes de largos viajes migratorios, almacenaban reservas de grasa en su hígado. Comenzaron con la práctica alimentar por la fuerza a gansos domesticados para hipertrofiar sus hígados y asesinarlos. Este maltrato animal se expandió posteriormente por las naciones del mar Mediterráneo y con otras aves palmípedas como los patos.

Tenemos el deber ético de respetar a los demás seres sintientes.[1] Comprar foie gras implica apoyar el maltrato animal que padecen patos y gansos. A continuación os mostramos cómo se produce el foie gras.

¿Cómo se produce el foie gras?

Patitos hembra asesinados

Al poco nacer los patitos hembra suelen ser aplastados o gaseados por ser su hígado más venoso que el de los machos.

Amputación de pico

A muchos patos y gansos se les arranca parte del pico, sin anestesia, con alicantes o con tijeras.

Alimentación forzada y confinamiento

La alimentación forzada, «gavage» en francés, consiste en obligar a alguien a comer grandes cantidades de alimento. La alimentación forzada esa prohibida en la Unión Europea. La ley europea que prohibe la alimentación forzada es la «DIRECTIVA 98/58/CE DEL CONSEJO de 20 de julio de 1998 relativa a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas». El punto 14 del ANEXO, titulado «Alimentación, agua y otras sustancias», dice lo siguiente:

«14. Los animales deberán recibir una alimentación sana que sea adecuada a su edad y especie y en suficiente cantidad con el fin de mantener su buen estado de salud y de satisfacer sus necesidades de nutrición. No se suministrarán a ningún animal alimentos ni líquidos de manera que les ocasionen sufrimientos o daños innecesarios y sus alimentos o líquidos no contendrán sustancia alguna que puedan causarles sufrimientos o daños innecesarios.» —DIRECTIVA 98/58/CE DEL CONSEJO de 20 de julio de 1998 relativa a la protección de los animales en las explotaciones ganaderas, punto 14 del ANEXO.

Sin embargo, la industria del foie gras está incumpliendo la legislación europea en materia de alimentación de los animales sin que la Unión Europea haga nada al respecto. Por ejemplo, en Francia, la alimentación forzada es obligatoria para obtener la denominación de foie gras (art. L. 654-27-1 del ley rural).

El informe del Comité Científico de la Comisión Europea para la Salud y el Bienestar Animal titulado «Welfare Aspects of the Production of Foie Grasin Ducks and Geese» («Los aspectos de bienestar de los patos y gansos en la producción de foie gras») analizó todos los aspectos de la producción de foie gras y las consecuencias sobre la salud de patos y gansos. Este informe concluye que la alimentación forzada para producir foie gras es perjudicial para el bienestar de las aves. Esta conclusión es reafirmada en 2017 por el informe del Pr. Broom y la Dra. Irene Rochlitz de la Universidad de Cambridge titulado «The welfare of ducks during foie gras production» («El bienestar de los patos durante la producción de foie gras»).

Cuando los patos sólo tienen 4 meses de edad son confinados en jaulas en las que comienzan a alimentarles a la fuerza. Los patos están inmovilizados en jaulas para que no gasten energía y que así acumulen grasa, sobretodo en el hígado. La alimentación forzada, dependiendo de la granja, se realiza durante 10 a 14 días si son patos, y alrededor de 18 días si son gansos.

Durante esas dos semanas, van aumentando la cantidad de comida que les obligan a comer, llegando a darles entre 2 y 3 kilos de comida al día. Esto es equivalente a forzar a un humano a comer 12 kilos de fideos cada día, aproximadamente. Las cantidades ingeridas por la alimentación forzada son tales que si dejamos de obligarlo a comer, «el animal se niega a comer durante quince días».[1]

La tasa de mortalidad de las aves durante las dos semanas de alimentación forzada es de entre 2 y 4%, para ser comparada con tasas del orden del 0.2% en aves sin alimentación forzada.

La alimentacion forzada es maltrato animal

El procedimiento de la alimentación forzada es el siguiente. Inmovilizan las aves y les introducen por la boca un tubo metálico de 20 a 30 centímetros de longitud que les llega hasta el estómago. Esta maniobra es dolorosa y suele causarles daños en el aparato digestivo. En el extremo del tubo colocan un embudo y en él echan pasta de maíz, o maizena con grasa porcina. El procedimiento tarda en realizarse de 45 a 60 segundos con el método artesanal y solo de 2 a 3 segundos con el método industrial (el predominante) mediante una sonda con bomba hidráulica o neumática. Este procedimiento se repite dos veces cada día en el caso de los patos y generalmente tres veces al día en el caso de los gansos.

Después de haberles forzado a comer, algunos criadores les colocan un elástico alrededor del cuello para evitar que vomiten.

Tan grande es la tortura que si la alimentación forzada se alarga más de dos semanas entonces los patos comienzan a morir: «después de una alimentación forzada prolongada (15 a 21 días), la recuperación ya no es posible, el hígado graso del animal mantenido vivo progresa a cirrosis».[1]

La alimentación forzada convierte al hígado un órgano completamente enfermo.

Hígado sano e hígado hipertrofiado (foie gras)

Hígado sano al lado de un hígado hipertrofiado usado para foie gras

El gran aumento del tamaño del hígado altera su correcto funcionamiento, produciéndoles a los patos y gansos un intenso dolor hepático y trastornos de todo tipo. Además, el hígado hipertrofiado les produce presión pulmonar, generándoles jadeos (hiperventilación) por la sensación de asfixia. También sufren diarrea y tienen dificultades para regular su temperatura corporal.

Finalizado el proceso de cebado de los patos, el hígado de estos animales habrá alcanzado un tamaño que oscilará entre los 500 y los 600 g de peso. El peso total de un pato sometido a alimentación forzada suele rondar los 7 Kg.

Matadero

Es entonces cuando los patos son sacados de las jaulas o parques en los que fueron cebados y enviados al matadero que, en muchos casos, suele estar dentro de las mismas instalaciones de la nave de cebado. Después de estas dos semanas de tortura, muchas veces las aves son sacrificadas en el mismo lugar porque ya que no soportarí­an ningún transporte.

En las salas de matadero, los patos son normalmente aturdidos por medio de una descarga eléctrica. Posteriormente son degollados y colgados boca abajo para su desangrado, momento en el que patalean por el sufrimiento. El siguiente proceso es el escaldado, en el cual se introduce el cadáver del pato en agua caliente para facilitar su posterior desplumado. Llegados a este punto, los cuerpos de los patos son refrigerados para su posterior despiece y elaboración.

Investigaciones

– En 2019, la organización internacional Igualdad Animal lanza la campaña «Stop Foie Gras» para pedir la prohibición de la producción de foie gras en España. Con un reportaje con imágenes inéditas de granjas de producción de foie gras españolas, que muestran por primera vez en España la necropsia de un pato sometido a alimentación forzada, la organización animalista muestra por qué la producción de foie gras ha sido prohibida ya en más de 18 países y la necesidad de generar este debate en España, uno de los únicos 5 países en Europa donde desgraciadamente todavía es legal.

– El 29 de enero de 2015, Igualdad Animal hace públicos los hallazgos de una investigación en una granja francesa de patos que suministra a Euralis, el mayor productor de foie gras del mundo.

– El 21 de noviembre de 2012, la organización Igualdad Animal presentó su investigación sobre la industria del foie gras, realizada en la granja de la empresa Caracierzos SL, la segunda granja de foie gras con mayor producción de España. Esta granja está situada en la localidad de Santa Eulalia del Campo (Teruel) es la proveedora de las empresas Collverd y Martiko. Las imágenes obtenidas muestran las irregularidades y escenas de sufrimiento animal que conlleva un producto que llega a las estanterías de supermercados como Carrefour, Eroski o Alcampo y a las mesas de restaurantes de chefs tan conocidos como Arzak y Berasategui. sta es la cuarta investigación presentada por Igualdad Animal durante 2012 sobre la industria del foie gras. En estos últimos meses Igualdad Animal ha presentado investigaciones llevadas a cabo en las granjas de foie gras de Catalunya, Euskadi y del sur de Francia.

El foie gras es maltrato animal

– El 5 de julio de 2012 Igualdad Animal presentó una investigación sobre la producción de foie gras en España. El equipo de investigación documentó, mediante más de 350 fotografías inéditas y decenas de horas de vídeo y audio, la realidad que padecen los patos sometidos a alimentación forzada para la producción de foie gras en Cataluña. Igualdad Animal dió a conocer las imágenes grabadas en el matadero de Collverd situado en Vilamalla (Cataluña) que mostraban a patos siendo acuchillados mientras estaban todavía plenamente conscientes, algo que incumple las normativas en materia de bienestar animal. Ese mismo día la organización también presentó evidencias gráficas de las irregularidades y el sufrimiento de los animales de la granja Can Ruet que, al igual que Caracierzos, suministra hígados de patos a Collverd.

Prohibir el foie gras

Para que la ilegalización de la producción de foie gras sea efectiva, también se debe ilegalizar su comercialización para que no se importe foie gras de otros países, por ejemplo desde Francia.

En la actualidad, la producción de foie gras está prohibida en los siguientes países: Alemania, Argentina, Austria, California (EEUU), Dinamarca, Finlandia, Irlanda, Israel, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, República Checa, Suecia, Suiza y Turquía. Está prohibido bien por leyes específicas o por leyes de prohibición de la alimentación forzada, por ser maltrato hacia los demás animales.

España, junto a Bélgica, Francia, Bulgaria y Hungría, son los únicos cinco países europeos que continúan produciendo foie gras.

Actúa para prohibir el foie gras

A continuación algunas cosas que puedes hacer para ayudar a poner fin este maltrato animal:

  • No compres foie gras y habla mal de este producto.
  • Comparte esta información en tus redes sociales.
  • Firma la petición de Igualdad Animal para prohibir el foie gras en España.
  • Apoya leyes de bienestar animal que encarezcan la producción del foie gras. Narcís Solés, propietario de «No creo que la producción de foie se llegue a vetar, pero puede que se deje de producir por la dificultad de seguir con la actividad. La restrictiva normativa europea y la competencia de los países de Europa del Este -con productos muy baratos pero de peor calidad- nos lo ponen difícil».
  • Si eres español vota a PACMA. Es el único partido político que en su programa electoral incluye la prohibición del foie gras.
  • Conoce otras maneras de hacer activismo animalista.

Manifiesto por la abolició ndel foie gras

Producción mundial de foie gras

– En 2019, Enrique de Prado (presidente de Interpalm) daba el dato de 600 toneladas de foie gras producidas en España.

– En 2018, Francia es el líder mundial en la producción de foie gras con casi 2/3 de la producción mundial, asesinando a más de 30 millones de patos y 256.000 gansos para producir foie gras.[2]

– Según datos de 2007 proporcionados por la Federación Europea del Foie Gras, la producción mundial de foie gras está estimada en 27000 toneladas, representando la producción europea más del 90%. Francia produjo 20400 toneladas: el 96% de pato y el resto de ganso. El 90% de la producción francesa se realiza Las Landas, en Périgord (en Dordoña) y en Mediodía-Pirineos en el sudoeste, así como en Alsacia oriental.

El resto de producción se reparte entre los siguientes países: Hungría (2500 toneladas), Bulgaria (2200 toneladas), España (950 toneladas) (producción en Aragón, Cataluña, País Vasco, Navarra y Castilla y León) y Bélgica (100 toneladas). Fuera de Europa destacan como productores Estados Unidos (300 toneladas), China (280 toneladas) y Canada (170 toneladas).

Consumo mundial de foie gras

– En 2019, Enrique de Prado (presidente de Interpalm) decía que los españoles consumieron 3000 toneladas de foie gras. En 2019, el artículo «Razones por las que se podría dejar de producir foie en España» decía que España es el segundo país del mundo en cuanto a consumo de foie: en 2016 se vendieron hasta 3.240 toneladas de este producto.

– Según datos de 2007 proporcionados por la Federación Europea del Foie Gras, los europeos consumen el 93% de la producción mundial de foie. Las exportaciones fuera de la Unión Europea están estimadas en menos de 2000 toneladas, siendo los principales clientes: Japón: 750 (toneladas), Suiza (275 toneladas), Hong Kong (145 toneladas), Rusia (105 toneladas), Estados Unidos (61 toneladas), Singapur (47 toneladas), Tailandia (34 toneladas), Nueva Caledonia (30 toneladas), Emiratos Árabes Unidos (21 toneladas).

Los culpables del foie gras

Los mayores culpables del maltrato animal de patos y gansos son los matarifes, pues son los que asesinan a dichos animales. Asimismo, los granjeros que reproducen y maltratan a estos animales en las granjas. Otros culpables son los empresarios que compran hígados hipertrofiados y carne a las granjas y mataderos, para elaborar productos procesados o para distribuir estos productos de foie. El culpable final de esta cadena es el consumidor que, ya sea por desinformación o porque rechaza la Ética, compra foie gras.

Culpables del foie gras en España

Las empresas de producción, transformación y distribución de foie gras en España están ubicadas principalmente en zonas rurales de las provincias de Aragón, Castilla y León, Cataluña, Navarra y País Vasco.

Mostrar culpables del foie gras en España

Granjas de foie gras en España

Según datos de la Federación Europea del Foie Gras en 2018-2019, España elabora el 2% del foie que se consume en el mundo. Según una entrevista a Jordi Terol, en 2009 se produjeron en España 950 toneladas de foie gras, que supuso 60 millones de euros en ventas nacionales y 70 millones de euros en ventas en el extranjero. En 2012, más de 1.150.000 patos y gansos eran sometidos a la alimentación forzada en España.

En 2012, en España había un total de 34 granjas dedicadas a alguna de las fases de producción de patos para foie: cría, recría o cebado, en las que se asesina a 1.152.800 patos al año. De ellas, 14 son granjas de cría de patos para foie, de las cuales 10 también realizan el proceso de cebado.

Granja de Can Munnar: esta empresa ubicada en Colomers (Girona) se dedica al foie gras. Cuenta con sus propias instalaciones, con sala de sacrificio y de desmembración. Según datos de 2019, asesinan entre 175 y 200 patos a la semana.Can Ruet

Granja de Can Ruet: proporciona hígados a Collverd.

Granja de Caracierzos SL: esta empresa posee la segunda granja de foie gras con mayor producción de España. Esta granja de patos y gansos está situada en la localidad de Santa Eulalia del Campo (Teruel). Es la proveedora de las empresas Collverd y Martiko.

Granja La Patería de Sousa: situada en la aldea de Pallares (Badajoz). Dicen que no usan alimentación forzada. Asesinan a unos 2000 gansos cada año para hacer foie gras. «Sacrificamos a los animales en invierno, cuando van a emigrar y tienen toda su grasa natural acumulada», dice Eduardo Sousa, propietario de la granja, cuya actividad se remonta a 1812.

Empresas que elaboran productos de foie gras en España

En España, las empresas que compran a las granjas de foie gras son: Collverd y Martiko.

Martiko es un grupo navarro que acapara más del 70% de la cuota del mercado español de foie gras. El 80% de lo que producen es distribuido y comercializado en grandes superficies como Alcampo, Carrefour, El Corte Inglés, Eroski, Makro, Mercadona y en establecimientos «gourmet» y restaurantes tan conocidos como «Arzak y Berasategui», el restaurante Akelarre del chef Pedro Subijana y el restaurante Zuberoa. Martiko exporta el 20% restante de su foie a Francia, aunque también llega a Alemania e Italia, India, China o Japón y América Latina. El proveedor de foie es la granja Caracierzos. (Datos 2012)

Collverd comercializa sus productos derivados del foie gras a nivel nacional en tiendas especializadas y restaurantes. También los exporta a Francia, Holanda, Luxemburgo, Bélgica, México, Perú, Colombia y China. El actual director de Collverd es Jordi Terol, presidente de la Interpalm (Asociación Interprofesional Agroalimentaria de Palmípedas Grasas) y vicepresidente de EuroFoieGras (Asociación europea de productores de foie gras). El proveedor de foie es la granja Caracierzos. (Datos 2012)

Otras empresas: Patés Zubia (venden foie gras. Brote de listeria en 10/01/2020).

Organizaciones que promueven el foie gras en España

– Interpalm: Interprofesional de las Palmípedas Grasas. Son un grupo de empresas españolas. El presidente en 2019 es Enrique de Prado. Anteriores presidentes: Jordi Terol.

– Círculo de amigos del foie gras: Creado por Interpalm en octubre de 2019. Galardonados: Valentín Almansa, director general de Sanidad de la Producción Agraria del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA). Miguel Ángel Martín, subdirector general de Acuerdos Sanitarios y Control en Frontera del MAPA. Beatriz Muñoz, subdirectora general de Sanidad e Higiene Animal y Trazabilidad del MAPA. Makro España premiado por disfribuir el foie gras y por apostar por él, recogido por David Martínez, director de Operaciones y Ventas de Makro. Adolfo Muñoz, presidente y chef del Grupo Adolfo Toledo por embajador del foie gras.

 

Referencias

[1] «Caractéristiques anatomiques, physiologiques et biochimiques en relation avec la formation du foie gras chez les palmipèdes» J.C. Blum – INRA – in «Le point sur les facteurs de réussite du gavag» – 1993 – publié par l’ITAVI (Institut Technique de l’Aviculture).
[2] Agreste, «Statistique agricole annuelle 2017-2018 Données définitives», N° 2019-16, Novembre 2019, p.44

Bibliografía

«The welfare of ducks during foie gras production». Pr. Broom & Dra. Irene Rochlitz in «Animal welfare» (South Mimms, England) 26(2):135-149, May 2017. Cambridge University.

«La industria del foie gras al descubierto». Investigación de Igualdad Animal en España. 2012.

«Welfare Aspects of the Production of Foie Grasin Ducks and Geese». Report of the Scientific Committee on Animal Health and Animal Welfare. Adopted 16 December 1998. El grupo de trabajo que preparó este informe fue el siguiente:

Dr. P. Le Neindre. Instituto Nacional de Investigación Agronómica, Theix, Francia.
Prof. P Willeberg. Real Universidad Veterinaria y Agrícola, Frederiksberg, Dinamarca.
Prof. P. Jensen. Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, Skara, Suecia.
Prof. D. Broom. Dept. de Medicina Veterinaria Clínica, Universidad de Cambridge, Gran Bretaña.
Prof. J. Hartung. Institut fur Tierhygiene und Tierschutz, Tierarztliche Hochschule Hannover, Alemania.
Dr. R. Dantzer. Unidad de Neurobiología Integrativa 394, INSERM, Burdeos, Francia.
Prof. D. Morton. Dept. de biomed. Ciencia y biomedicina. Ética, Facultad de Medicina, Universidad de Birmingham, Gran Bretaña.
Prof. P. Bénard. Facultad de Medicina Veterinaria, Universidad de Toulouse, Francia.
Prof. M. Verga. Facolta di Medicina Veterinaria, Universita di Milano, Italia.
Dr. JM Faure. Estación de Investigación Avícola (INRA), Nouzilly, Francia.
Dr. I. Estévez.
Dr. B. Nick. Facultad de Medicina Veterinaria, Universidad de Lieja, Bélgica.

0 0 vota
Article Rating
Publicidad veganismo
Subscribirse
Notificar a
guest
1 Comment
nuevos
antiguos populares
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios
1
0
Comenta sobre el tema del artículo, y si es sobre otro tema déjalo en el Foro General.x
()
x