ARGUMENTO: “Debido a una enfermedad no puedo seguir una dieta vegana”

RESUMEN: ¿Algunas personas no pueden estar sanas con una alimentación vegetariana debido a que tienen un problema de salud que no se lo permite? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí vamos a responder.

No podemos llegar a la conclusión de que un alérgico o enfermo no puede estar sano con una alimentación sin productos de origen animal porque existen maneras de poder estar sano sin esos ingredientes. De todas maneras, si alguien realmente no pudiera estar sano sin consumir productos de origen animal eso significaría una dificultad práctica para un caso excepcional, no rebate la Ética que nos lleva por coherencia a practicar el veganismo.

Palabras clave: alergia, enfermedad, intolerancia alimenticia, nutrición

 

1. Algunas personas dicen que «puedo vivir sin prendas de origen animal, puedo vivir sin espectáculos que usan y maltratan a los demás animales, etc., pero tengo un problema de salud que me impide seguir una alimentación vegana».

Estas personas suelen referirse a alergias y enfermedades que suelen citar son las siguientes:

  • Alergias e intolerancias: soja, celiaquía, etc.
  • Enfermedades: diabetes, enfermedad de Crohn, intestino permeable, problemas de huesos y de articulaciones, problemas congénitos, etc.

Es cierto que algunos alimentos de origen vegetal son perjudiciales para quienes padecen determinadas enfermedades. De todas maneras, si alguien realmente no pudiera estar sano sin consumir productos de origen animal eso simplemente sería una dificultad práctica en un caso excepcional, lo cual no rebate la Ética que nos lleva por coherencia a practicar el veganismo. De hecho existen casos excepcionales de personas que defienden la Ética (sensocentrismo), pero que no practican el veganismo porque por alergia no pueden comer casi ningún alimento, y algunos de los que pueden comer son de origen animal.

Si tienes una alergia, intolerancia o enfermedad y quieres seguir una alimentación vegana deberías ponerte en manos de un nutricionista profesional. Puedes enviar un e-mail a la Unión Vegetariana Española (UVE), a nutricionistasveganos.com o a otra organización de nutricionistas veganos de tu región.

Alergias

2. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque soy alérgico a la soja».

Algunas personas dicen que no quieren comer soja porque no les gusta. Existen numerosos alimentos procesados a base de soja que poseen diferentes texturas y sabores. Deberían probarse todos y cocinarlos de diferentes maneras para llegar a esta conclusión. Otros dicen que la soja es transgénica, sin embargo hay productos de soja no transgénica. En cambio, otras veces dicen que son alérgicos a la soja.

De todas maneras, la soja no es imprescindible para llevar una alimentación sana sin productos de origen animal. Los nutrientes de la soja (proteínas, etc.) se pueden encontrar en otros productos vegetales, por ejemplo en otras legumbres: lentejas, garbanzos, judías, altramuces, etc; la quínoa también constituye una fuente de proteínas de muy alto valor nutritivo. También pueden obtenerse una buena cantidad de proteína en frutos secos y en semillas.

Una fuente muy interesante de proteinas de bastante calidad, parecidas a las de la soja (con la ventaja de que no es legumbre, es semilla) y que, además proporciona cantidades notables de ácidos grasos de estos, omega-3, etc., son las semillas de cáñamo. Búscalas en tiendas tradicionales de alimentación a granel de legumbres, harinas, semillas, etc, allí podrás encontrar productos también para animales, puede haber alpiste, también cebada y demás, compra cantidades notables de semillas de cáñamo, que venden como alimento de canario, lávalas muy bien y consúmelas como prefieras.

En las legumbres y frutos secos el aminoácido limitante es la metionina, y en cereales el aminoácido limitante es la lisina. La proteína vegetal puede satisfacer las necesidades nutricionales cuando se consume una gran variedad de alimentos vegetales y se cubren las necesidades energéticas. Las investigaciones indican que una variedad de alimentos vegetales ingeridos durante el curso de un día puede proporcionar todos los aminoácidos esenciales y asegurar una retención de nitrógeno adecuada en adultos sanos, de modo que no es necesario que las proteínas complementarias se consuman en la misma comida.

Libro Food Allergy Survival Guide– En agosto de 2004, se publicó el libro «Food Allergy Survival Guide: Surviving and Thriving with Food Allergies and Sensitivities» («Guía de supervivencia para la alergia alimentaria: sobrevivir y prosperar con alergias alimentarias y sensibilidades»), cuyos autores son los nutricionistas Vesanto Melina, Dina Aronson y Jo Stepaniak. El libro se centra en las alergias e intolerancias alimentarias. Enumera las principales alergias alimentarias y explica cómo tratarlas. Explica en qué consisten las pruebas de alergias, cómo tomar medidas de seguridad para afecciones potencialmente mortales, etc. El libro incluye más de 100 recetas de Jo Stepaniak, especialista no obeso. Todo el libro está enfocado para una alimentación sin productos de origen animal.

CONTENTS
Acknowledgments
Introduction
1. What are Food Sensitivities?
2. Creating and Maintaining a Healthy Intestinal Boundary
3. Food Sensitivities and Various Conditions
4. Discovering What Ails Us: Testing for Food Sensitivities
5. Food Substitutions and Alternatives
6. Wheat and Gluten Sensitivities and Celiac Disease
7. Living with Food Sensitivities: Feelings, Safety, and Exercise
8. Nutrition Planning: Eating Well with Food Sensitivities
9. Kitchen Basics
10. Recipes
Resources
Appendix A: Dietary Reference Intakes for Vitamins
Appendix B: Dietary Reference Intakes for Minerals
Bibliography
Index

Celiaquía

3. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo celiaquía o enteropatía por gluten».

Quienes padecen la celiaquía son celiacos. Los celiacos son alérgicos a la gliadina, una proteína vegetal de algunos cereales. La enfermedad celíaca es una enfermedad autoinmune que se caracteriza por una inflamación crónica de la parte próxima del intestino delgado o yeyuno, causada por la exposición a la gliadina, una proteína vegetal de algunos cereales en la dieta.

La gliadina es uno de los componentes del gluten (proteína presente en el trigo, la cebada, el centeno, el triticale, el kamut, la espelta y posiblemente la avena —por cuestiones de contaminación cruzada—). Al ser expuesta a la gliadina, la enzima transglutaminasa tisular modifica la proteína y el sistema inmune del individuo hace una reacción cruzada en contra del intestino delgado, causando una reacción inflamatoria que causa atrofia de las vellosidades que recubren el intestino e interferencias en la absorción de nutrientes. Los celiacos no pueden consumir gluten.

La principal fuente del gluten proviene de los cereales, en especial el trigo con el que se elabora el pan, dulces y pasta. El seitán es gluten de trigo, por lo que es malísimo para los celiacos. La Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), publica cada año una Lista de Alimentos Aptos para Celiacos. Aunque el gluten se encuentra en la mayoría de los cereales, existen cereales libres de gluten, siempre comprobando en las etiquetas del producto que nos garanticen que son productos aptos para celiacos:

Mostrar cereales libres de gluten

– Alforfón o trigo sarraceno. Popularmente es considerado un cereal, pero pertenece a la familia de las poligonáceas. Se considera popularmente un cereal, aunque realmente no lo sea; ya que, aunque posee características similares, no pertenece a la familia de las gramíneas sino a las poligonáceas.- Alpiste. El alpiste (Phalaris canariensis) es una planta herbácea de la familia de las gramíneas o poáceas. Es originaria del Mediterráneo, pero se cultiva comercialmente en varias partes del mundo para usar la semilla en la alimentación de pájaros domésticos. Antiguamente con su harina se hacía pan.- Amaranto. El amaranto es muy resistente a los climas fríos y secos, y crece incluso en suelos pobres y húmedos en zonas muy tropicales y con lluvias muy frecuentes aprox. 980mm. Además tiene un alto nivel alimenticio, lo cual lo hace una excelente alternativa para regiones con dificultades para la siembra de otro tipo de cereales. El amaranto inca o Kiwicha (Amaranthus caudatus) tiene más proteínas y vitaminas que la soja.

– Arroz integral (el arroz en sí mismo no contiene gluten, pero al
procesarse o refinarse muchas veces se le añaden sustancias que lo contienen. Lo más seguro es comprar el arroz integral, que conserva su cáscara y que no está procesado, para asegurarse de que no presenta residuos de gluten),

– Maíz. Zea mays, comúnmente llamada maíz (de origen arawak), choclo (de origen quechua), millo (Del latín milĭum), aba1 (de origen muisca) o elote (de origen náhuatl), es una planta gramínea anual originaria de América introducida en Europa en el siglo XVII. Actualmente, es el cereal con mayor volumen de producción en el mundo, superando al trigo y al arroz. Es un alimento muy rico en nutrientes.

– Mijo. Los mijos forman un grupo (no taxonómico, sino de sentido agronómico) de varios cultivos cereales con semilla pequeña. El mijo, además, es un cereal muy rico en energía, ideal para consumir en el desayuno, también resulta indispensable en la dieta de las personas celíacas ya que no contiene prolaminas tóxicas y reemplaza gran cantidad de los nutrientes de los alimentos con gluten. El tef o teff (Eragrostis tef) y el sorgo (Sorghum spp.) a veces también se incluyen entre los mijos.

– Quinoa es un pseudocereal muy nutritivo que no contiene gluten. Es una fuente perfecta de proteínas, hierro, calcio, fibra, fósforo y vitaminas. Está reconocida por la OMS como una gran fuente nutricional.

– Sorgo. El sorgo (Sorghum spp.) es un género de unas 20 especies de gramíneas oriundas de las regiones tropicales y subtropicales de África oriental. Se cultivan en su zona de origen, Europa, América y Asia como cereal para consumo humano, animal, en la producción de forrajes, y para la elaboración de bebidas alcohólicas y escobas. Su resistencia a la sequía y el calor lo hace un cultivo importante en regiones áridas, y es uno de los cultivos alimentarios más importantes del mundo.

– Tef o Teff es un cereal sin gluten, ideal para celíacos y diabéticos. Es el cereal más pequeño del mundo, de color blanco o marrón y de sabor ligeramente dulce y de fruto seco. Puede ser utilizado en recetas como un excelente sustituto de cualquier otro cereal o harina. Este cereal original y con una antigüedad de más de 5500 años es la base de la alimentación en Etiopía. Es una fuente notable de calcio y magnesio. De momento el teff no está muy extendido pero podéis poneros en contacto con los agricultores que están trabajando con él en España aquí: www.teff-grain.com

 

Diabetes

4. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo diabetes».

La síntesis total de péptidos no suele ser un método económico para su producción comercial. Los péptidos importantes se suelen obtener a partir de recursos biológicos. Por ejemplo, la insulina, utilizada por los diabéticos, al principio se obtenía a partir del páncreas de cerdo. Actualmente, la técnica del ADN recombinante está mejorando la calidad y disponibilidad de las sustancias farmacéuticas peptídicas. Es posible extraer la parte de ADN que contenga la codificación de una proteína determinada, insertarla en una bacteria e inducir a la bacteria para que produzca la proteína. Por ejemplo se han desarrollado cepas de Escherichia coli para producir insulina humana que evite reacciones peligrosas en las personas que son alérgicas a los productos derivados del cerdo. (Fuente: «Química orgánica», 5ª Edición, de L.G.Wade, Jr.)

– La insulina de vaca modera el azucar en sangre de los diabéticos, pero puede producir reacciones alérgicas. Los investigadores del MIT están sintetizando una nueva forma de insulina que se queda en la sangre y activa sólo cuando los niveles de azúcar son demasiado altos.

– El 5 de agosto de 2003, la BBC publicaba un artículo titulado «Indian firm markets vegetarian insulin» («Empresa india comercializa insulina vegetariana») en el que se anunciaba que la empresa farmaceútica india Wockhardt había desarrollado insulina a partir de levadura, en lugar de a partir de cerdos o vacas. Wockhardt dice que este tipo de insulina también evitará otras infecciones virales, como la BSE y la CJD, asociadas a la insulina de origen animal.

– También existen insulinas de orígen Humano ADN Recombinante (pendiente de confirmar que puedan ser consideradas veganas).

Inflamación intestinal

«La enfermedad inflamatoria intestinal (EII en adelante) engloba a una serie de enfermedades que afectan al tubo digestivo que acarrean procesos inflamatorios en el mismo, en cualquiera de las partes (de la boca al ano) de forma crónica. Las EII más documentadas son la Enfermedad de Crohn y la Colitis Ulcerosa. De acuerdo con la Organización Europea de Crohn y Colitis y la Federación Europea de Crohn y Colitis Ulcerosa, recientes datos arrojan que en España la incidencia de esta enfermedad ha aumentado un 200% en menores de 18 años. Asimismo, esta sucediendo un hecho considerable en países asiáticos como Japón, China o Corea. En dichos lugares se esta produciendo un aumento de casos de EII coincidiendo con su gradual inclinación hacia el consumo de dietas “occidentales” (frecuente consumo de lácteos y carne). Por tanto, se antoja presumible asociar dichas dietas a impactos negativos sobre las EII.» —Miguel Lamas Delgado, «Efecto de la dieta vegana sobre las enfermedades inflamatorias intestinales», Máster Universitario en Nutrición y Alimentación Humana en la Universitat de les Illes Balears (Junio, 2017)

– El 5 de marzo de 2019, la revista científica «Cell Reports» publicó el estudio «Fasting-Mimicking Diet Modulates Microbiota and Promotes Intestinal Regeneration to Reduce Inflammatory Bowel Disease Pathology» («La dieta que simula el ayuno modula la microbiota y promueve la regeneración intestinal para reducir la patología de la enfermedad inflamatoria intestinal»), realizado por investigadores de la Universidad de California-USC (EEUU). Los investigadores comprobaron que una alimentación baja en calorías basada en plantas (plant-based) engaña al cuerpo para que crea que es un ayuno, logrando de esta manera una reducción de la inflamación intestinal y un aumento en las células madre intestinales, en parte, al promover la expansión de la microbiota intestinal beneficiosa. La alimentación vegana tiene el potencial de mitigar la enfermedad inflamatoria intestinal (EII).

5. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo la enfermedad de Crohn».

La enfermedad de Crohn (EC) es una forma de enfermedad inflamatoria intestinal crónica (EII) que está aumentando en los países que se comen más productos de origen animal. Se cree que la etiología de la EC es multifactorial. Los factores genéticos, las exposiciones alimentarias y ambientales, los eventos inmunes y la disfunción del microbioma intestinal juegan un papel importante.

Al parecer, si alguien padece la enfermedad de Crohn y tiene la intencion de adoptar el vegetarianismo entonces debería reducir los siguientes alimentos en la dieta vegetariana: el trigo (seitan y sucedaneos), las hortalizas crucíferas (repollo, brócoli, coliflor, coles de Bruselas), el maíz, la levadura, los tomates, los cítricos y eliminar huevos y lácteos. Sin embargo, la enfermedad de Crohn no impide seguir una alimentación vegana. Varios ensayos en humanos han demostrado que las terapias dietéticas basadas en una alimentación sin productos de origen animal pueden tener utilidad tanto en el tratamiento de los brotes agudos de enfermedad de Crohn como en el mantenimiento de la remisión.

– El 20 de junio de 2019, la revista Nutrients publicaba el estudio «Crohn’s Disease Remission with a Plant-Based Diet: A Case Report» («Remisión de la enfermedad de Crohn con una dieta basada en plantas: informe de un caso»). El estudio constata un caso de reversión de la enfermedad de Chron mediante una alimentación vegana, sin necesidad de medicación y sin mostrar signos de EC en la colonoscopia de seguimiento.

6. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo síndrome de intestino permeable».

El síndrome de intestino permeable es una condición consistente en un revestimiento intestinal alterado o dañado. Sobre la enfermedad del síndrome de intestino permeable (Leaky Gut Syndrome), el nutricionista Jack Norris publicó en su blog dos artículos, «Leaky Gut Syndrome» y «Leaky Gut Syndrome: Part 2», en los que da consejos a quienes padecen dicho síndrome para que puedan seguir una alimentación sin productos de origen animal.

7. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo síndrome del colón irritable».

El blog Mi Dieta Vegana lo lleva Marta Martínez, la cual tenía síndrome de colón irritable y sobrepeso antes de seguir una alimentación vegetariana estricta.

Huesos y articulaciones

8. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo problemas de huesos y de articulaciones».

Algunas personas dicen que tienen problemas de salud con sus huesos: padecen problemas en las articulaciones, osteoporosis, artrosis, etc. y que para mantener o regenerar el cartílago necesitan acudir a los suplementos de colágeno, que es de origen animal, y que es lo que aconsejan en todas partes. Actualmente no existen suplementos de cartílago vegano. Como explica Jack Norris en el artículo «Glucosamine and Chondroitin» de su blog, la única alternativa al cartílago sería consumir 1500 mg. de glucosamina al día, que podría ayudar al respecto. Los meta-estudios no ofrecen una respuesta determinante.

– En la tienda Holland and Barrett venden glucosamina vegana. También venden glucosamina vegana de la marca Solgar. Otro producto es Mincartil, de Soria Naural, el cual está compuesto por aminoacidos que constituyen la base estructural del colageno, que es a su vez el componente fundamental del cartilago de las articulaciones.

– También deberíamos recordar que una manera de prevenir la osteoporosis es tener en cuenta su relación con los productos lácteos y con la proteína animal en general: Relación entre el calcio y la osteoporosis

– Para la artrosis lo mejor son los ejercicios de estiramiento como los de fortalecimiento y de postura.

Enfermedades genéticas

9. Algunas personas dicen que «no puedo seguir una alimentación vegetariana estricta porque tengo problemas congénitos».

Algunas personas poseen anomalías genéticas que les impiden sintetizar ciertos nutrientes esenciales (taurina, carnitina), por lo tanto necesitan incorporarlos de forma exógena, y aparentemente esto sólo puede hacerse mediante productos de origen animal. Muchas de las veces esos nutrientes se pueden producir mediante síntesis química.

Bibliografía

1. Ng S, Lam Y, Tsoi K, Chan F, Sung J, Wu J. Systematic review: the efficacy of herbal therapy in inflammatory bowel disease. Alimentary Pharmacology and Therapeutics [Internet]. 2013 [cited 15 February 2017];38:854-863. Available from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/apt.12464/epdf
2. Cmed.es. (2017). Enfermedad inflamatoria intestinal – Madrid. [online] Available at: http://www.cmed.es/enfermedad-inflamatoria-intestinal.php [Accessed 1 Mar. 2017].
3. Ordas I, Eckmann L, Talamini M, Baumgart D, Sandborn W. Ulcerative Colitis. Lancet. 2012;380:1606-19.
4. Owczarek D. Diet and nutritional factors in inflammatory bowel diseases. World Journal of Gastroenterology [Internet]. 2016 [cited 28 February 2017];22(3):895. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4716043/pdf/WJG-22-895.pdf
5. Spooren C, Pierik M, Zeegers M, Feskens E, Masclee A, Jonkers D. Review article: the association of diet with onset and relapse in patients with inflammatory bowel disease. Alimentary Pharmacology & Therapeutics [Internet]. 2013 [cited 16 February 2017];38(10):1172-1187. Available from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/apt.12501/epdf
6. Molodecky N, Soon I, Rabi D, Ghali W, Ferris M, Chernoff G et al. Exam 1: Increasing Incidence and Prevalence of the Inflammatory Bowel Diseases With Time, Based on Systematic Review. Gastroenterology [Internet]. 2012 [cited 7 February 2017];142(1):e30. Available from: http://www.gastrojournal.org/article/S0016-5085(11)01378-3/pdf
7. Triantafillidis J, Triantafyllidi A, Vagianos C, Papalois A. Favorable results from the use of herbal and plant products in inflammatory bowel disease: evidence from
experimental animal studies. Annals of Gastroenterology [Internet]. 2016 [cited 2 March 2017];29:268-281. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4923812/pdf/AnnGastroenterol-29-268.pdf
8. D’Haens G, Sartor R, Silverberg M, Petersson J, Rutgeerts P. Future directions in inflammatory bowel disease management. Journal of Crohn’s and Colitis [Internet]. 2014 [cited 14 February 2017];8(8):726-734. Available from: http://ac.els-cdn.com/S1873994614000944/1-s2.0-S1873994614000944-main.pdf?_tid=ff5b468a-0c98-11e7-8e71
00000aab0f01&acdnat=1489923871_cace391017885c8224ee8b4b588d9916
9. Cabré E. Impact of environmental and dietary factors on the course of inflammatory bowel disease. World Journal of Gastroenterology [Internet]. 2012 [cited 3 March 2017];18(29):3814. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3413052/pdf/WJG-18-3814.pdf
10. Asakura H, Suzuki K, Kitahora T, Morizane T. Is there a link between food and intestinal microbes and the occurrence of Crohn’s disease and ulcerative colitis?. Journal of Gastroenterology and Hepatology [Internet]. 2008 [cited 27 February 2017];23(12):1794-1801. Available from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1440-1746.2008.05681.x/epdf
11. Kanai T, Matsuoka K, Naganuma M, Hayashi A, Hisamatsu T. Diet, microbiota, and inflammatory bowel disease: lessons from Japanese foods. The Korean Journal of Internal Medicine [Internet]. 2014 [cited 14 February 2017];29(4):409. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4101585/pdf/kjim-29-409.pdf
12. Chiba M. Lifestyle-related disease in Crohn’s disease: Relapse prevention by a semi-vegetarian diet. World Journal of Gastroenterology [Internet]. 2010 [cited 2 March 2017];16(20):2484. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2877178/pdf/WJG-16-2484.pdf
13. Sakamoto N, Kono S, Wakai K, Fukuda Y, Satomi M, Shimoyama T et al. Dietary Risk Factors for Inflammatory Bowel Disease. Inflammatory Bowel Diseases [Internet]. 2005 [cited 1 March 2017];11(2):154-163. Available from: https://www.researchgate.net/profile/Masakazu_Washio/publication/227774563_Dietary_risk_factors_for_inflammatory_bowel_disease_A_Multicenter_Case-Control_Study_in_Japan/links/541bc34d0cf203f155b32e6a.pdf
14. García-Casal M, Pons-Garcíá H. Dieta e Inflamación. An Venez Nutr [Internet]. 2017 [cited 11 February 2017];27:47-56. Available from: http://www.scielo.org.ve/pdf/avn/v27n1/art09.pdf
15. Neuman M, Nanau R. Inflammatory bowel disease: role of diet, microbiota, life style. Translational Research [Internet]. 2012 [cited 26 February 2017];160(1):29-44. Available from: http://www.translationalres.com/article/S1931-5244(11)00304-5/pdf
16. Lee D, Albenberg L, Compher C, Baldassano R, Piccoli D, Lewis J et al. Diet in the Pathogenesis and Treatment of Inflammatory Bowel Diseases. Gastroenterology [Internet]. 2017 [cited 3 March 2017];148 (6):1087-1106. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4409494/pdf/nihms656244.pdf
17. Zimmer J, Lange B, Frick J, Sauer H, Zimmermann K, Schwiertz A et al. A vegan or vegetarian diet substantially alters the human colonic faecal microbiota. European Journal of Clinical Nutrition [Internet]. 2011 [cited 6 March 2017];66(1):53-60. Available from: http://www.nature.com/ejcn/journal/v66/n1/pdf/ejcn2011141a.pdf
18. Silva Jaramillo D. Colitis ulcerosa y tratamiento naturista. Natura Medicatrix [Internet]. 1999 [cited 12 February 2017];54. Available from: https://www.dialnet.unirioja.es/descarga/articulo/4986249.pdf
19. Hwang C, Ross V, Mahadevan U. Popular Exclusionary Diets for Inflammatory Bowel Disease. Inflammatory Bowel Diseases [Internet]. 2014 [cited 3 February 2017];20(4):732-741. Available from: http://insights.ovid.com/inflammatory-bowel-diseases/ibdis/2014/04/000/popular-exclusionary-diets-inflammatory-bowel/16/00054725
20. Brown A, Rampertab S, Mullin G. Existing dietary guidelines for Crohn’s disease and ulcerative colitis. Expert Review of Gastroenterology & Hepatology [Internet]. 2011 [cited 7 February 2017];5(3):411-425.
21. Richman E, Rhodes J. Review article: evidence-based dietary advice for patients with inflammatory bowel disease. Alimentary Pharmacology & Therapeutics [Internet]. 2013 [cited 1 March 2017];38(10):1156-1171. Available from: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/apt.12500/epdf
22. Gabré Gelada, E. (2007). Nutrición y enfermedad inflamatoria intestinal. Nutrición
Hospitalaria, [online] 2, pp.65-73. Available at: http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v22s2/nutricion1.pdf [Accessed 1 Mar. 2017].
23. Hou, J., Lee, D. and Lewis, J. (2014). Diet and Inflammatory Bowel Disease: Review of Patient-Targeted Recommendations. Clinical Gastroenterology and Hepatology, [online] 12(10), pp.1592-1600. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4021001/pdf/nihms559704.pdf [Accessed 9 Feb. 2017].
24. Triantafyllidi, A., Xanthos, T., Papalois, A. and Triantafillidis, J. (2015). Herbal and plant therapy in patients with inflammatory bowel disease. Annals of Gastroenterology, [online] 28, pp.210-220. Available at: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4367210/ [Accessed 3 Mar. 2017].

Publicidad veganismo

Comentarios

avatar
1600
  Subscribe  
Notify of