ARGUMENTO: “Los humanos deben comer productos de origen animal para estar sanos”

RESUMEN: ¿Los humanos pueden estar sanos con una alimentación vegetariana estricta (sin productos de origen animal)? ¿qué dice la ciencia de la nutrición sobre la alimentación vegetariana estricta? ¿por qué no es una dieta vegana sino una alimentación? Éstas son algunas de las preguntas a las que aquí voy a responder.Las mayores organizaciones de nutricionistas profesionales avalan la alimentación vegetariana estricta. La Academia de Nutrición y Dietética de EEUU (antes Asociación Dietética Americana), con más de 67.000 profesionales de la nutrición, dice que: «Las dietas vegetarianas apropiadamente planeadas, incluyendo las dietas totalmente vegetarianas o veganas, son saludables, nutricionalmente adecuadas y pueden aportar beneficios para la salud en la prevención y el tratamiento de ciertas enfermedades. Las dietas vegetarianas bien planeadas son apropiadas durante todas las etapas del ciclo vital, incluyendo embarazo, lactancia, infancia, niñez y adolescencia, y para atletas». Muchas otras organizaciones de Nutrición respaldan la alimentación vegetariana estricta: el Departamento de Agricultura de los EEUU (USDA), la Asociación de Dietistas de Canadá, la Asociación Dietética de Nueva Zelanda, la Fundación Mundial para la Investigación del Cáncer, el Instituto Americano para la Investigación del Cáncer, la Academia Americana de Pediatría, la Federación Española de Dietistas-Nutricionistas (antes Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas), el Comité de Médicos por una Medicina Responsable (PCRM), la Organización Mundial de la Salud (OMS), El Ministerio de Salud de Chile (MINSAL), etc. Por si no fuera poco, existen millones de vegetarianos estrictos que llevan vidas saludables, incluso algunos de ellos participan en deportes de competición.Palabras clave: nutrición humana, vegetarianismo
Cambiar idioma a: portugués

En otro artículo expliqué que del hecho de que los humanos sean biológicamente omnívoros o generalistas no se infiere lógicamente que deban comer productos de origen animal por Ética, sino que se infiere que pueden adaptar su alimentación a una gran variedad de alimentos[1].La alimentación vegetariana estricta o pura (a veces llamada «dieta vegana» o «vegan diet»)(1) no incluye productos de origen animal, es decir, no incluye cadáveres de animales ni sus secreciones (leche, queso, huevos, miel, etc.). Los veganos seguimos una alimentación vegetariana estricta para respetar a los seres sintientes (por Ética), pero también puede seguirse dicha alimentación por salud, por ecologismo, etc. A veces por comodidad nos referiremos a esta alimentación como «alimentación vegetariana» o «vegetarianismo», diferenciándola del ovolactovegetarianismo que incluye huevos y leche animal. Para evitar confusiones sobre la «dieta vegana» lee mi artículo «El veganismo no es una dieta ni un estilo de vida».

Algunas personas dicen que «los humanos deben comer productos de origen animal para estar sanos». Estas personas suelen recurrir a supuestos casos anecdóticos: «me dijo el médico que debemos comer carne», «conocí a una vegetariana con anemia», etc. Los humanos deben ingerir unos determinados nutrientes en cantidades adecuadas para estar sanos. Es la ciencia de la nutrición, no la medicina, la que nos dirá si los humanos deben comer productos de origen animal para estar sanos, o si no es necesario comerlos. Los estudios científicos sobre nutrición muestran que una alimentación vegetariana estricta equilibrada es sana, por eso es avalada públicamente por las más grandes asociaciones de nutricionistas profesionales y aceptada por instituciones públicas. Además se mencionan beneficios en la prevención y mejora de algunas enfermedades[2]: desde la prevención cardiovascular hasta el cáncer, además de otras dolencias crónicas como la diabetes y algunas enfermedades degenerativas. Por si no fuera poco, existen millones de vegetarianos estrictos que llevan vidas saludables, incluso algunos participan en deportes de competición[3]. Evidentemente, los humanos pueden comer pocos productos de origen animal y estar sanos, pero nutricionalmente no es necesario comerlos. A continuación presentamos lo que ha dicho la ciencia de la nutrición sobre la alimentación vegetariana estricta:

▼▲ Mostrar/Ocultar Qué dicen las organizaciones de nutricionistas sobre el vegetarianismo estricto

 

▼▲ Mostrar/Ocultar Estudios científicos sobre vegetarianismo estricto

Algunas personas reconocen que la alimentación vegetariana es sana para adultos, pero añaden que no es una alimentación compatible con el desarrollo físico e intelectual de bebés y niños. Estas personas tampoco respaldan su afirmación con la declaración pública de alguna organización de nutricionistas profesionales, sino que generalmente mencionan casos anecdóticos de desnutrición y muerte de bebés y niños «vegetarianos» a causa de una alimentación insuficiente o desequilibrada, por ejemplo los siguientes:

▼▲ Mostrar/Ocultar casos de desnutrición en bebés y niños vegetarianos

Las personas que citan casos puntuales de niños vegetarianos desnutridos y que a partir de ellos concluyen que el vegetarianismo no es sano, hacen uso de la falacia de generalización apresurada, que consiste en inferir una conclusión general a partir de una prueba insuficiente. También existen casos de bebés y niños no vegetarianos que sufren desnutrición e incluso mueren, y no por eso inferimos que la alimentación con productos de origen animal sea la causa de dicha desnutrición y muerte. En ambos casos, la desnutrición y muerte de bebés y de niños se debe a la falta de información nutricional, de recursos económicos o por negligencias. Todos los padres imponen una alimentación a sus hijos, por ello son responsables de alimentar a sus hijos adecuadamente para que estén sanos. Si se hace adecuadamente, la alimentación vegetariana para embarazadas, bebés y niños está avalada por las asociaciones de nutricionistas profesionales:

▼▲ Mostrar/Ocultar Datos científicos sobre la alimentación vegetariana estricta en bebés y niños

Algunas personas citan artículos o estudios científicos que supuestamente muestran que la alimentación vegetariana estricta no es sana. Cuando son artículos usan titulares sensacionalistas para recibir más visitas y en muchas ocasiones no referencian el estudio, y si lo hacen manipulan sus conclusiones. Otras veces el error no está en el artículo, sino en el estudio. Lo habitual es que dicho estudio sobre alimentación vegetariana presente al menos uno de los siguientes errores típicos en la metodología: (a) define mal lo que come un vegano o se refiere a ovolactovegetarianos (les puede afectar el consumo de leche y de huevos, y es posible que los consuman más que quienes no son vegetarianos), y otras veces mezclan en el grupo de «vegetarianos» a todo tipo de ellos, incluso a veces incluyen a comedores de peces; (b) la muestra es anecdótica; (c) otros. La realidad es que la ciencia de la nutrición asocia los productos de origen animal con numerosas intoxicaciones y enfermedades[4].

Algunas personas dicen que «los progenitores no deben imponer una alimentación vegetariana a sus hijos, sino imponerles una alimentación no vegetariana». La ciencia de la nutrición avala la alimentación vegetariana estricta para todas las etapas de la vida. Los progenitores tienen el deber de proporcionar una alimentación nutricionalmente adecuada a sus hijos. Además, los progenitores también tienen el deber de alimentar a sus hijos de manera ética, es decir, respetando a los seres sintientes[5], lo cual implica una alimentación vegetariana estricta.

BIBLIOGRAFIA

– «Christian Koeder», Nutrición vegana: Separando la evidencia de la creencia (Spanish Edition), March 15, 2017.
– Craig, W.J. Health effects of vegan diets. Am. J. Clin. Nutr. 2009, 89, 1627S-1633S.
– Rizzo, N.S.; Jaceldo-Siegl, K.; Sabate, J.; Fraser, G.E. Nutrient profiles of vegetarian and nonvegetarian dietary patterns. J. Acad. Nutr. Diet. 2013, 113, 1610-1619.
– Appleby, P.; Roddam, A.; Allen, N.; Key, T. Comparative fracture risk in vegetarians and nonvegetarains in EPIC-Oxford. Eur. J. Clin. Nutr. 2007, 61, 1400-1406.
– Nutritional status of Flemish Vegetarians: A matched samples study. Nutrients 2010, 7, 770-780.
– Gilsing, A.M.; Growe, F.L.; Lioyd-Wright, Z.; Sanders, T.A.; Appleby, P.N.; Allen, N.E.; Key, T.J. Serum concentrations of vitamin B12 and folate in British male omnivores, vegetarians, and vegans: Results from a cross-sectional analysis of the EPIC-Oxford cohort study. Eur. J. Clin.
– Nutr. 2010, 64, 933-939.
– Farmer, B.; Larson, B.T.; Fulgoni, V.L., III; Rainville, A.J.; Liepa, G.U. A vegetarian dietary pattern as a nutrient-dense approach to weight management: An analysis of the national health and nutrition examination survey 1999-2004. J. Am. Diet. Assoc. 2011, 111, 819-827.
– McEvoy, C.T.; Temple, N.; Woodside, J.V. Vegetarian diets, low-meat diets and health: A review. Public Health Nutr. 2012, 15, 2287-2294.
– Lipidol. 2002, 13, 3-9.
– Vegan Diets in Infants, Children, and Adolescents. Journal Pediatrics in Review, 2004 Volumen 25:174-176.
– American Academy of Pediatrics, Commitee on Nutrition. Pediatric Nutrition Handbook. 5th ed. 2003.
– «Diet and risk of diverticular disease in Oxford cohort of European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC): prospective study of British vegetarians and non-vegetarians». BMJ 2011; 343 doi: 10.1136/bmj.d4131 (Published 19 July 2011) Cite this as: BMJ 2011;343:d4131.
– thechinastudy.com -> por el Dr. T.Colin Campbell. (Video)
– «Birthweight, rapid growth, cancer, and longevity: a review.» Thomas T. Samaras, Harold Elrick, and Lowell H. Storms. J Natl Med Assoc. 2003 December; 95(12): 1170–1183.
– RESPALDIZA E. E., DELGADO M. C., GUEDEJA-MARRON J., BAYON M. C. «La enfermedad de Crohn en el hombre y su relacion con el consumo de leche contaminada con Mycobacterium paratuberculosis.» Alimentaria ISSN 0300-5755 CODEN ALMNEC. 1999, nº306, pp. 37-41 (33 ref.)
– «Milk and lactose intakes and ovarian cancer risk in the Swedish Mammography Cohort». Susanna C Larsson, Leif Bergkvist and Alicja Wolk. From the Division of Nutritional Epidemiology, The National Institute of Environmental Medicine, Karolinska Institutet, Stockholm (SCL and AW), and the Department of Surgery and the Center for Clinical Research, Uppsala University, Central Hospital, Västerås, Sweden (LB) . American Journal of Clinical Nutrition, Vol. 80, No. 5, 1353-1357, November 2004.
-Principles of Biochemistry, Lehninger A., Nelson D. 1970.
-Arginine: biochemistry, physiology and therapeutic implications, Barbul A. 1986.
-Molecular Biology of the Cell, Alberts B., Alexander J. 1983
***Libros y estudios que demuestran que la dieta vegetariana estricta (vegana) aporta beneficios a la salud:
-Basulto, Julio. Más vegetales, menos animales (2016)
-Appleby PN, Crowe FL, Bradbury KE, Travis RC, Key TJ. Mortality in vegetarians and comparable nonvegetarians in the United Kingdom. (2016)
-Tantamango-Bartley T, Knutsen SF, Knutsen R, et al. Are strict vegetarians protected against prostate cancer? (2015)
-Urlich MJ, Singh PN, Sabate J, et al. Vegetarian dietary patterns and the risk of colorectal cancers. (2015)
-Lassale C, Beulens J, Van Y, et al. A pro-vegetarian food pattern and cardiovascular mortality in the Epic study. (2015)
-Ornish D, Lin J, Chan JM, et al. Effect of comprehensive lifestyle changes on telomerase activity and telomere length in men with biopsy-proven low-risk prostate cancer: 5-year follow-up of a descriptive pilot study. (2013)
-Link LB, Canchola AJ, Bernstein L, et al. Dietary patterns and breast cancer risk in the California Teachers Study cohort (2013)
-Tantamango-Barlety Y, Jaceldo-Siegl K, Fan J, Fraser G. Vegetarian diets and the incidence of cancer in a low-risk population.(2012)
-Tantamango-Bartley Y, Jaceldo-Siegl K, Fan J, Fraser G. Vegetarian diets and the incidence of cancer in a low-risk population. Cancer Epidemiol Biomarkers (2012)
-Fraser G, Haddad E. Hot Topic: Vegetarianism, Mortality and Metabolic Risk: The New Adventist Health Study. Report presented at: Academy of Nutrition and Dietetic (Food and Nutrition Conference) (2012)
-Beezhold BL, Johnston CS. Restriction of meat, fish, and poultry in omnivores improves mood: a pilot randomized controlled (2012)

Publicidad veganismo

Comentarios

avatar
1600
  Subscribe  
Notify of