Teresa Ribera: “personalmente prohibiría la caza y la tauromaquia”

Teresa Ribera condena la tauromaquia

Hace unos días, la cadena de radio «Onda Cero» entrevistó a Teresa Ribera, Ministra para la Transición Ecológica del Gobierno de España, y política del PSOE. En esa entrevista, a Teresa le preguntaron si ella personalmente prohibiría la tauromaquia y la caza, y dijo que sí:Teresa Ribera: «La verdad es que me gustan los animales vivos y no soy muy partidaria ni de los toros ni de la caza. Ninguno de los dos forma parte de las responsabilidades de mi ministerio, o sea que soy prudente, y evidentemente desde el punto de vista personal tengo clara cual es mi opción y mi opción es disfrutar de los animales vivos y siempre me ha resultado muy llamativo el que haya gente que disfrute de ver morir o ver sufrir a animales. La verdad, no lo entiendo, creo que eso está cambiando rápidamente y que los patrones culturales y los valores sociales lo hacen a ese ritmo, por tanto, sin interferir en lo que no me toca, pero simpatizo claramente con ese tipo de planteamientos.»

Juan Ramón Lucas: «¿A nivel personal prohibiría la caza y los toros?»

Teresa Ribera: «Efectivamente.» 👏👏👏👏👏

Juan Ramón Lucas: «Y si habla de animales vivos ¿qué hacemos con la gastronomía?»

Teresa Ribera: «Yo tengo una hija que es vegetariana y yo la verdad es que, al hilo de eso, he ido descubriendo, primero porque era una intuición que iba haciendo realidad cada día y después porque nos ha ido facilitando la vida a todos, que prácticas cotidianas como es elegir qué comemos, pues ayuda a muchas cosas. Yo disfruto de la carne, disfruto del jamón, pero es verdad que cada vez ingiero menos carne y menos proteína de origen animal, entonces yo creo que es verdad que las proteínas de origen animal forman parte de nuestra dieta y no hay que rechazar que esto sea así, pero también es verdad que una reducción de la ingesta de este tipo de proteínas tiene enormes beneficios ambientales. Junto a esto hay otra cuestión que también surge de forma recurrente que son las condiciones en las que los animales son criados o son sacrificados y creo que ahí hay estándares que se cumplen y la pregunta es si se pueden mejorar esos estándares para garantizar el bienestar animal, no solamente de los animales de compañía, sino también el bienestar animal de los animales criados para ser sacrificados y servir de alimento.»

Las reacciones de cazadores y taurinos no se han hecho esperar, entre ellos miembros de su mismo partido político.

Las declaraciones de Teresa Ribera son positivas para luchar contra actividades violentas como lo son la caza[1] y la tauromaquia[2], por lo tanto Teresa Ribera debe ser defendida frente a los irracionales ataques de cazadores y de taurinos. Muchas gracias Teresa por estar en contra de la caza y de la tauromaquia. Sin embargo, a continuación voy a analizar sus declaraciones desde la Ética Basada en la Realidad.

Teresa Ribera dice que le gusta disfrutar de los animales no humanos vivos. Eso está muy bien, siempre y cuando esos animales también disfruten con ella. El disfrute debe ser recíproco, pues quienes no son humanos también disfrutan de sus vidas y eso debe ser tenido en consideración.[3]

Es lógico que a Teresa Ribera le resulte muy llamativo que algunos humanos disfruten con el sufrimiento y la muerte de animales no humanos, de lo contrario tendría rasgos psicopáticos. Aquí es importante darse cuenta de que lo más grave no es que el agresor y sus fans disfruten con el sufrimiento y el asesinato de la víctima, sino que lo más grave es el sufrimiento y el asesinato en sí. Aunque el agresor y sus fans no disfruten, hacer sufrir y asesinar a los demás sigue siendo éticamente incorrecto.

Teresa Ribera está en lo cierto cuando afirma que la sociedad está cambiando éticamente hacia el respeto por los demás seres sintientes. Las estadísticas así lo confirman.[4]

En cuanto a prohibir la caza y la tauromaquia, es una decisión política coherente con la Ética, pues dichas actividades consisten en no respetar a los demás seres sintientes. La prohibición de la caza, haría necesario el control poblacional de las diferentes especies mediante métodos alternativos.[5] Ilegalizar las actividades que fomentan la violencia son un objetivo prioritario para frenar la violencia, pues intentar educar éticamente a cazadores y a taurinos es una tarea casi imposible.

Observamos como la existencia de una persona «vegetariana» (su hija), ha tenido una influencia positiva en Teresa Ribera. Por lo general, los cambios en las costumbres se producen poco a poco. Son menos las personas que «se hacen veganas» de un día para otro. Sin embargo, siempre debemos tener claro que nuestro objetivo es que la Realidad sea ética, y la práctica del veganismo es el medio para conseguirlo. Teresa Ribera defiende comer menos carne y eso «está bien», pero sigue siendo éticamente incorrecto porque para obtener un sabor se paga a otros para que hagan sufrir y asesinen a alguien. El deber ético no se origina en la especie humana, sino en los intereses[6], y los humanos no son los únicos seres que tienen intereses; por eso los demás somos todos los seres sintientes (sensocentrismo[7]), no solo los humanos.

Después, Teresa Ribera habla de ecologismo, es decir, de defensa del medioambiente. Sí, es cierto que reducir el consumo de productos de origen animal reduce nuestro impacto en el medioambiente: menos contaminación de tierra, agua y aire, menos deforestación, menos consumo de agua, etc.[8] Por tanto, mejor aún si eliminamos todos los productos de origen animal, como es lógico.

Por último, Teresa Ribera habla de bienestar. Es muy llamativo que Teresa Ribera considere que el bienestar de alguien es degollarle para convertirle en embutido, como ocurre en las granjas y en los mataderos. La Realidad es que las granjas y los mataderos son maltrato por definición[9], son lugares que suponen un atentado contra el derecho ético a la salud y a la vida de los demás.

Vaca con su hijo ternero
Publicidad veganismo
Tags:

Comentarios

avatar
1600
  Subscribe  
Notify of