Little Tyke, la leona vegetariana

Little Nyke junto a un cordero

A continuación probaron mezclando sangre con la leche que bebía, pretendiendo incrementar la cantidad de sangre posteriormente de forma gradual. Sin embargo Little Tyke rechazaba la leche mezclada con sangre tan pronto como la detectaba, incluso aunque se tratase de una gota en una botella de leche. Cuando se le ofrecía una comida con carne y otra sin ella, no mostraba ningún interés por la que contenía carne, hasta evitar acercarse a las manos con olor a sangre de sus cuidadores/as, aceptándoles sólo si estaban bien limpios de sangre.Su madre había sido maltratada por quienes la capturaron hacía ya varios años. Después de esa experiencia y cada vez que daba a luz, mataba de un zarpazo a sus hijas/os(1). Sin embargo esta vez fue diferente, el zarpazo no llegó a matar a su pequeña hija y antes de que su madre terminase con su vida, dos animales humanos (2), George y Margaret, consiguieron rescatarla para cuidarla y curarle la profunda herida que tenía en la pierna(3). La llamaron «Little Tyke» y la alimentaron con leche de vaca hasta que mejoró(4).

Bajo el consejo de especialistas y dado que las leonas son carnívoras, Margaret trató de acostumbrar a la pequeña leona a los músculos y huesos de animales no humanos. Empezaron cambiándole los juguetes de goma por huesos de vacas que rechazó para sorpresa de todas/os.

Se llegó a ofrecer una recompensa de 1.000 dólares para quien consiguiese que comiese carne… pero nadie pudo cobrar la recompensa. Little Tyke siempre rechazaba comer los músculos de otros animales no humanos. Al poco se recuperó de la herida de su pierna y empezó a acercarse a otros animales no humanos que vivían con ella, rodeándose así de polluelos, de un cordero y algunos gatos con quienes vivió tranquilamente hasta que empezó a ser conocida gracias a un programa de televisión.

Esta fama llevó a la grabación de un documental de Little Tyke en el que aparecía echada con un cordero amigo o con otros animales no humanos. Tras tres semanas y debido al efecto de un virus potenciado por un cambio drástico de clima, Little Tyke murió de un problema pulmonar cuando tenía 9 años de edad. Todavía no se comprende cómo pudo vivir hasta esa edad sin una fuente de taurina abundante, como la proporcionada por los músculos de otros animales. Los huevos y la leche (productos que al igual que la carne proceden de la explotación animal) representan una fuente muy pequeña de taurina y lo normal es que, en ausencia de una fuente sintética de taurina como la que se encuentra hoy día disponible, se hubiese quedado ciega y hubiese desarrollado una cardiomiopatía degenerativa. Supongo que hoy día sería posible alimentarla de forma vegana aportando taurina a su comida, tal y como se hace con muchos alimentos de perros y gatos habitualmente.

Se puede decir que Little Tyke fue una excepción ante el instinto de su especie, quizás motivada por el trauma infantil que sufrió o por cualquier otro factor por ahora desconocido. Pero fuese cual fuese el motivo, Little Tyke, ha dado lugar a una historia curiosa que he pensado os resultaría interesante conocer.

Fuente: veganactivist.net – Little Tyke, la historia de una leona vegetariana (en cache de Google)
Fuentes originales: eatveg.com – Vegetarian Lioness

 

NOTAS:

* En realidad la alimentación de Little Tyke no fue totalmente vegetariana, sino ovolactovegetariana.
(1) Los animales no humanos también tienen hijos e hijas al igual que nosotras/os, los animales humanos. La utilización del término «cría» para la progenie de las/os demás animales y de «hija/o» para la progenie de los Homo sapiens es absurda y fomenta el prejuicio existente hacia los demás animales, marcando distancias inexistentes y facilitando así la explotación de los demás.
(2) Empleo el término «animal humano» para evitar la falsa distinción «animal vs humano» que perpetúa el especismo, pues de todas/os es sabido, que las/os miembros de la especie Homo sapiens (humanas/os) somos animales.
(3) Aunque pueda parecer chocante en un primer momento, el uso del término «pierna» es una forma de evitar la distinción especista entre «pata» para animales no humanos y «pierna» para los animales humanos.
(4) Evidentemente al consumir leche de vaca y huevos de gallina, la alimentación de Little Tyke no fue totalmente vegetariana y contribuyó en la explotación de vacas y gallinas.

Bibliografía

Westbeau, George. Little Tyke: The True Story of a Gentle Vegetarian Lioness. Quest Books (June 13, 1995).

Publicidad veganismo

Comentarios

avatar
1600
  Subscribe  
Notify of